Crema catalana con gofio

Andanzas y peripecias de un canario-godo en Barcelona.
Archivos
<Enero 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > Vuelve a casa por Navidad
Vuelve a casa por Navidad 2002-12-24

Ya estoy de vuelta por casa, como el turrón. Disfrutando del lujo de poder ir en camiseta en pleno mes de Diciembre.
Hacía mucho tiempo que no escribía en la bitácora pero es que este mes si que ha sido un mes de locos en el trabajo. Se me acumulan las tareas y queda muy poco tiempo para hacer nada aparte de testear los MedNotes, revisar StoryBoards, escribir deliverables y rellenar CRFs. Sí, la jerga puede ser confusa para el no iniciado, pero esas son las cosillas que hago.
Mi única queja es que la sobrecarga en tareas de gestión (gestionar los detalles del proyecto y de los ensayos clínicos) me dejan poco tiempo para investigar. Supongo que es un problema común en esto de la I+D.
Por lo demás pocas novedades, salvo que el día antes de venirme a Las Palmas sufrí un accidente doméstico. Estaba yo fregando algunos platos y vasos que llevaban casi una semana en el fregadero esperando, cuando uno de los vasos se calló del sitio donde se ponen para escurrir con la mala (o buena según se mire) suerte de que uno de los cristales me dio un tajo en la cara interna de la base del pulgar de la mano izquierda.
Aquello empezó a sangrar de lo lindo, y despues de poner la herida bajo el chorro de agua me di cuenta de que la profundidad del tajo era considerable (15 mm de profundo x 20 mm de largo). Por suerte la movilidad estaba conservada y no me había tajao ningún tendón o nervio importante.
Me puse un trapo para parar la hemorragia y me tuve que ir al Hospital del Mar porque en mi zona no había ningún ambulatorio de guardia (cosa que comprobé al llamar al 112 para informarme sobre el centro de salud más cercano abierto a las 12 de la noche).
En el Hospital me pusieron unos puntos y el asunto fue gracioso porque el R2 que me cosio y la R1 que miraba parecían más asustados que yo. Me decían "¿estás mareado?" y yo mirando para la herida diciendo "pues por ahora no :)". Me pusieron la antitetánica, una ferulilla, antibióticos y no me pincharon un Voltarén porque hay me opuse en redondo y le dije "el voltarén me machaca el estómago, dejame que me meta paracetamol a demanda".
Así que ahora tengo la mano vendada con dos puntos de sutura. Lo peor de todo es que hoy leo un artículo del British Medical Journal con un estudio que demuestra que en las heridas de la mano poner puntos no mejora la velocidad de curación, ni el aspecto de la cicatriz, y que lo único que hace es aumentar el dolor y (aunque esto último no demostrado estadísticamente) aumentar el número de infecciones. ¡¡¡Si lo llego a saber!!!. Cuando me vuelva por el hospital a lo mejor les mando el artículo para que a la próxima estén más informados.


Enviado a las 02:42 | 1 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gofio.blogalia.com//trackbacks/4389

Comentarios

1
De: la qui ti Fecha: 2003-01-02 10:30

Debe ser la mano herida lo que te produce faltas de ortografía. Hay para determinar lugar o momento es ahí (Ahí debajo...ahí te quiero ver...) y callo de caerse es cayó, o es que el vaso se calló porque estaba gritando?



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.226.41.91 (66d5f0d482)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

© 2002 jbonis