Crema catalana con gofio

Andanzas y peripecias de un canario-godo en Barcelona.
Archivos
<Diciembre 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
          1 2
3 4 5 6 7 8 9
10 11 12 13 14 15 16
17 18 19 20 21 22 23
24 25 26 27 28 29 30
31            

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > Remojar a tu jefe y el carrito de maruja
Remojar a tu jefe y el carrito de maruja 2002-06-29

Días moviditos para mí. Esta semana hemos tenido un "Consortium Meeting" aquí en Barcelona, que en pocas palabras significa que vienen los Alemanes, Ingleses, Checos, Franceses y Griegos a Barcelona, por las mañanas hablamos del proyecto y por las noches les llevamos a cenar.

No crean, estar 8 horas reunido con gente hablando en inglés es una prueba muy dura para cualquiera. Sobre todo cuando no solo te limitas a escuchar (en cuyo caso tienes la opción de desconectar), sino que tienes que dar tu opinión y discutir cosas. Lo malo del inglés es que si no le pongo atención al 100% pierdo el hilo, y claro, mi cerebro no está para trabajos pesados.

Otra cosa bastante curiosa del meeting era ver que realmente cada pais europeo tiene unas peculiaridades culturales importantes. Al encontrarnos el primer día con la gente, podías saber la nacionalidad de los tipos solo con mirarlos.

Los alemanes eran eso, alemanes. Tipos grandes, con chaqueta y corbata, y hablando ingles con acento de película de la segunda guerra mundial. Muy cuadriculaos, muy "las cosas son así".

Los ingleses eran tipos jóvenes menos la "jefa" que era la auténtica señora inglesa (a lo señora flecher pero más jovencita). Los ingleses (mejor dicho galeses) iban vestidos a lo Backstreetboys o algo así, con muchos piercings en las orejas y tal.

Los griegos eran tipos morenos, rudos, con una risa potente y con un acento al hablar inglés que recuerda a los turcos de las pelis de Indiana Jones. Comen de todo y en abundancia.

Los franceses muy franceses, con estilo informal pero arreglado, parecían pintores bohemios. Había uno mayor con un largo bigote blanco en espiral y todo. Muy quisquillosos con los alimentos.

Y el checo, pues eso, un checo.

El Jueves por la noche tuvimos la superatracción del Meeting. Cogimos a las 8 de la tarde unas canoas (kayaking lo llaman) de dos personas cada y pa la playa!.

Yo que nunca hago ejercicio acabé agotao agotao, pero curiosamente era el que más caña le daba al tema, porque ya había remado alguna vez y los otros se movían como patos mareados. Lo mejor del día poder volcar la canoa de tu jefe... hummmm, esperemos que no tenga consecuencias en mi futura estabilidad laboral.

Despues un bañito nocturno en la playa, con el agua algo sucia, pero aceptable y un "pica pica" en un chiringuito, todo el mundo en bañador y cholas. Luego volver con las canoas, ducharse y para el restaurante a cenar. La verdad es que cuando la gente me pregunta "¿pero tú que haces en tu trabajo exactamente?" me da vergüenza decir: "pues ná, nos sentamos a hablar de boberías y luego nos vamos a remar por ahí y a comer aceitunas a un chiringuito".

Ayer dormí en mi piso por primera vez. Muy bien, no hace mucho calor (hay corriente) y no escesivo ruido. Aunque como era Viernes y hace poco fue Sant Joan, la gente tenía ganas de tirar petarditos y estuvieron hasta la 1 de la mañana con los petarditos pallá y pacá. Pero muy bien en general.

Esta mañana me fui a hacer una copia de las llaves de la casa y a comprar viandas. Y ahora he comprendido por qué todas las marujas llevan un ridículo carrito con ruedas cuando van a compara cosas. Nunca pensé que unas bolsas de plastico te hicieran tanto daño en los dedos. A este paso, entre el Kayak y las bolsas de la compra me voy a poner cachas sin tener que ir al gimnasio.

Definitivamente tengo que comrparme un carrito de esos. ¡Voy a parecer un Marujo que te cagas!... pero al menos no me destrozaré las manos cargando bolsitas.

He encontrado un super a 5-10 minutos de mi casa andando, que tiene de todo y es barato. Tampoco pensé nunca que compraría la leche "de oferta" pero es que cuando uno tiene que gastarse su propio dinero se convierte en un rata de cuidado.

Bueno, tengo que parar que toca comida, mi última comida en el cubículo, la verdad es que ya me había acostumbrado a la comida de aquí. Echaré de menos esta mierda, porque al fin y al cabo fué donde empezé a "vivir" en Barcelona, pero en el cambio está la aventura!.

Desde mi cubículo, informando para crema catalana con gofio, se despide,

un godo-canario llamado JB.

Enviado a las 12:44 | 1 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gofio.blogalia.com//trackbacks/1768

Comentarios

1
De: Miguelin Erikin Fecha: 2002-06-29 20:57

Ahora empiezas a pensar que los duendecillos verdes que llenan las neveras por las noches no existen. Tampoco existen los productos con fecha de caducidad indefinida. La en otros tiempos inaceptable fabada en lata empieza a parecer nectar y ambrosia. Las toallas de la ducha, si al secarte las dejas en forma de pelota humeda, no se recogen y secan por arte de magia. El tipo que diseño las bolsas de supermercado, ¿por que le puso hojillas de afeitar en los mangos?. Zumo de naranja natural? Eso no existe, es un holograma, larga vida al Tetra Brik. Quien coño imagino que la mierda pegada en los calcetines no sale si no los frotas antes de meterlos en la lavadora?. Quien coño diseñor una lavadora con tantos programas, por que no hay uno de "quitar raña" y santas pascuas?... Estos son misterios insondables e irresolubles de la vida por cuenta propia. Si alguien conoce la respuesta a alguna de estas preguntas, agradeceria su colaboracion



Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.234.228.78 (7af1791234)
Comentario
¿Cuánto es: diez mil + uno?

© 2002 jbonis