Crema catalana con gofio

Andanzas y peripecias de un canario-godo en Barcelona.
Archivos
<Enero 2018
Lu Ma Mi Ju Vi Sa Do
1 2 3 4 5 6 7
8 9 10 11 12 13 14
15 16 17 18 19 20 21
22 23 24 25 26 27 28
29 30 31        

Documentos

Blogalia

Blogalia

Inicio > Historias > La secta
La secta 2002-06-16

Si llamabamos cubículo a la habitación de mi residencia, a mi lugar de trabajo lo llamaré "el templo". Y es que he descubrido (como dice mi jefa la canadiense) que lo de mi trabajo es una secta. Hummmm, tanta gente joven y tan buen rollito... tiene que ser una secta.

Ya me lo decía una amiga mía, Marta, que estudia biología, que los de bioinformática son una secta. Y el viernes lo comprobé. Resulta que una vez al año todos los del laboratorio se van a una especie de "hotelito" (que recordaba mucho a la casa de Psicosis) que está donde Cristo perdió la segunda lentilla (es decir Montseny - Girona).

Pues allí se van todos a pasar el fin de semana y a bañarse en la piscina, y a comer y a hablar de cosas del laboratorio.

Este viernes he descubierto varias cosas. Una de ellas es que entiendo el catalán bastante bien (a ver si me apunto a algún curso en verano y empiezo a hablarlo), pero a los Mallorquines no les entiende ni Dios.

Otra es que en ciencia también hay trapos sucios y mucha política. Solo así se entienda que a nuestro laboratorio que cuenta con fondos de más de 2,1 millones de Euros no nos dejen contratar más gente, y que a mí me estén pagando la mitad del sueldo que me querían (y podían) pagar. Lo más triste es que si no nos gastamos la pasta se esfumará. ¡Y luego dicen que faltan fondos para investigar!.

En Barcelona empieza a hacer un calor interesante y sudo como un cochino jabalín. Cada vez paso más tiempo en mi piso y ya he arreglado la gotera que tenía (perdía el calefactor).

Ahora estoy en Las Palmas, por una semana. Y es que doy clases de MedLine en el Colegio de Médicos de Las Palmas. La verdad es que es muy fuerte. Como me dedico a un campo tan nuevo me he convertido en un "experto" con 24 añitos de ná. Y doy clase a los que eran mis profesores hace tan solo unos meses. El otro día uno de los médicos que trabajan bajo mi "mando" en el proyecto SMARTIE me preguntó si era médico... y cuando le dije "pues claro", me dijo "si no es indiscrección ¿cuantos años tienes?"... pensaba que tenía 20-21 (encima como soy pequeñito parezco un pipiolo) :D.

Me encuentro tuteando a tipos que otros médicos de 35 años llaman de Usted, y comiendo y contando chistes con los profesores de algunos amigos míos de la residencia (aún estudiantes). Empiezo a comprender por qué mi padre se dejó bigote cuando con 24 años era capitán de la marina mercante (para que le tuvieran algo de respeto).

He vuelto a ver a los amigos y a la novia, y estoy recargando las pilas, aunque la sensación de "volver a casa" es algo extraño. Ya les contaré que ahora se me ha hecho tarde.

Desde Las Palmas, informando para Crema Catalana con Gofio, se despide,

un godo-canario llamado JB.


Enviado a las 17:42 | 0 Comentarios | Enlace


Referencias (TrackBacks)

URL de trackback de esta historia http://gofio.blogalia.com//trackbacks/1579

Comentarios

Nombre
Correo-e
URL
Dirección IP: 54.226.41.91 (66d5f0d482)
Comentario
¿Cuánto es: mil + uno?

© 2002 jbonis